martes, 26 de julio de 2011

Capitulo 1, 2ª parte

Durante el trayecto a casa en coche mi madre no dijo. Y yo tampoco hable hasta que me canse de aquel silencio. Pero aun así no dije nada solo puse cara de enfado y di un portazo al salir del coche y al entrar a mi habitación.
Me tumbe en la cama y mire el techo. ¿Por qué me tiene que pasar todo a mí? ¿Por qué el único chico que le gusta a Samantha tiene que estar interesado en mí? Las lágrimas caían por mis mejillas. Me limpie la cara. Aquí da igual que llore nadie puede verme, pero no quería llorar. Hacía mucho que no lloraba y no quería empezar ahora. Mi padre siempre me había dicho: no llores, así parecerás débil y hay gente que se aprovechara de ti por ello. Pero ahora él ya no esta. Sonreí por no llorar más.
Estaba sola, antes también lo estaba, pero ahora no se porque, me sentía completamente sola. No puedo confiar en nadie porque si bajo la guardia intentaran algo. La prueba la tengo en lo que me ha pasado hoy.
Cerré los ojos. Me quede dormida el instante. Tanto llorar me hizo que me entrara sueño. Mi sueño era maravilloso. Todo lo malo que me ha pasado desapareció. No se cuanto tiempo dormí, me desperté al escuchar mi nombre.
-          ¡Isabelle! ¡Isabelle! ¡Baja a cenar! ¡Isabelle! ¡Isabelle Monteith! ¡Que no te tenga que llamar otra vez!- era mi madre. Será mejor que baje rápido si no quiero tener más problemas.
Baje lo más rápido que pude. Ni siquiera mire a mi madre, fui directamente a la cocina y me senté delante de mi plato. Empecé a comer sin levantar la vista. Mi madre se sentó enfrente. No dijo nada pero conociéndola seguro que tenía mil cosas que decir.
Comí lo más rápido que pude para salir de allí cuanto antes. Me termine el filete y bebí un trago de agua. Me levante y me fui. Ya estaba en la puerta de la cocina cuando mi madre tuvo que hablar.
-          Bel… ¿Qué ha pasado?- lo dijo con mucha tranquilidad. Se le da muy bien no perder los nervios. Me gire y suspire, me senté otra vez en mi sitio. Agache la cabeza y comencé a hablar.
-          Mama… yo no quería pelearme… pero esa chica empezó a tirarme del pelo y a arañarme y yo no me iba a quedar quieta.- no me iba a creer. Nadie lo hacía, prefieren creer a la niña rica que a la rara. La verdad, no me extraña. No se por que mi madre sonrió.
-          Se quien era la niña con la que te peleaste, y seguro que ella lo empezó todo. Tu nunca te peleas.- estaba alucinada, mi madre me creía. Pensaba que ella seria la ultima en creerme. Sonreí.
-          Gracias por creerme, nadie me creía. Siempre la creen a ella.
-          Bueno yo te creo a ti. Pero no quiero que te vuelvas a pelear.- asentí y me fui a mi cuarto.

Estuve sin hacer nada. Iba de aquí para allá, ordenando mi cuarto. Puse música para relajarme. Hice los deberes en media hora. Después no tenía nada que hacer así que me tumbe en mi cama un rato. A las 11 escuche la puerta principal abrirse. Seria James. Salí de mi cuarto y me quede en las escaleras. Escuche como mi madre le explicaba lo que había pasado mientras cenaba. Él no dijo ni una sola palabra, pero yo creo que también estará de mi parte.
Seguí escuchando detrás de la puerta. Se que esta mal, pero soy muy cotilla y no lo puedo evitar. Entonces fue cuando desee no ser tan cotilla por que James hablo y no fue para bien.
-          ¡Estoy harto de esa niña!- me quede de piedra. ¿De verdad el James que yo conozco estaba diciendo eso? No me lo podía creer. Seguí escuchando.- Se que es tu hija y que es una niña muy buena según lo que me dices. Pero desde que estoy contigo lo único que he visto es a una niña rara, anti-sociable y sin amigos.- Mire disimuladamente por el cristal de la puerta. Mi madre estaba como yo y él miraba a su plato fijamente.
-          ¿Me estas diciendo que ya no quieres que ella viva con nosotros?- dijo mi madre después de recuperarse de la impresión. Su expresión era triste. James levanto la cabeza negando.
-          No, jamás te pediré eso, pero Bel necesita cambiar. Necesita ser mas sociable y hacer amigos y también necesita algo de disciplina.- Miro pensativo el techo y luego a mi madre.- Podríamos llevarla a un internado durante una temporada haber que tal le va.

Me aparte de la puerta. Aun se escuchaban sus voces, pero ya no me importaba lo que dijeran. James me quería llevar a un internado y yo se muy bien que mi madre acabara cediendo. Pronto estaría en un internado intentando hacer amigos y recibiendo disciplina por una simple pelea.

Volví a mi cuarto en silencio. Me puse el pijama y me metí en la cama. Empecé a llorar, ya no me quedaba nada más por hacer. Aun que me negase y patalease acabaría en el internado. No podía parar de llorar aunque quisiera. Escuche abrirse la puerta de mi habitación. Mire de reojo. James  y mama. Se acercaron a mí en silencio.
-          ¿Bel, estas llorando?- dijo mi madre tiernamente. La mire limpiándome las lágrimas.
-          No.- mi voz sonaba temblorosa.
-          Bel, tenemos que decirte una cosa.- dijo mi madre con tranquilidad. Yo ya sabía que era.
-          No hace falta que me lo digas, ya lo se, me queréis mandar a un internado.- James y mama me miraron sorprendidos.- Os escuche mientras lo hablabais.
-          Ahora me das mas razones para enviarte al internado.- dijo mi madre enfadada.- Te he dicho cientos de veces que es de muy mala educación escuchar a escondidas las conversaciones de los demás.
-          Lo se…- dije en un susurro.
-          Bel, esto es algo bueno, no te lo tomes a mal. Te vendrá bien.- Era la primera vez que James hablaba desde que estaba aquí.
-          Claro, para que deje de ser una rarita.- me miraron sin saber que decir.- ¡Iros, no quiero veros! ¡Dejadme sola!

Salieron de la habitación y cerré la puerta de un portazo. Me tire en la cama y llore más de lo que nunca había llorado. No había derecho. Si soy así es porque yo quiero. Y yo no quiero cambiar. Me gusta como soy. Bueno de eso no estoy tan segura. Pero si cambio no quiero cambiar en un internado, sino aquí.
Me tire toda la noche llorando hasta que pasaron dos cosas. 1ª Me quede sin lágrimas. 2ª Me quede dormida.  

********************************************************************************

Y aqui acaba el primer capitulo. Espero que os haya gustado ^^ Y de paso aprovecho para deciros que mireis el blog de esta chica: http://patts-life.blogspot.com/ tiene una historia que seguro que os gusta ^^ Yo me he enganchado.

7 comentarios:

MartaHZ dijo...

me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

Sandra dijo...

a ver... mi analissis del capitulo (me voy a acabar convirtiedome en la analisista del cuento) si os lo chafo me lo decis y dejo de analizar ¿ok?:
Lo de James tipo: Disciplina, so bicho raro me recuerda a Harry Potter (al tio de harry potter que lo quiere perder de vista), lo de la madre que te comprende a cazadores de sombras. El internado a howarts. Y bueno.. como no se me ocurre mas... te lo digo: ¡Esta genial!!!!!!

Andrea y Guille dijo...

esta genial tu historia!! me encantaa :)

A.J dijo...

Me encantaaaaaaaaaaa ^^ Miraré ese blog. ^^

Dark or light dijo...

Muchas gracias por recomendarme!!!!!!! Creo que La madre de Bel debería decirle algo a James, y James a demás esta siendo un idiota, que es eso de estira y antisocial? u.u no parece un buen padrastro.

♪Fuyu/Neko-pinpán♪ dijo...

Me encanta el capi,es injusto lo del internado pero casi parece real,la vida es asi de dura...

Moca dijo...

¿Por que me pondré tan fácil en la piel de la protagonista? Ah, sí, porque mi familia piensa que soy rara y porque ya me han amenazado con un internado pobre Bel esty con ella. Me encanta!!!

Publicar un comentario