miércoles, 24 de agosto de 2011

Capitulo 5, 2ª parte

Conseguimos no perderle la pista. Salio del centro comercial y siguió su caminata por la ciudad. Íbamos a dejar nuestro plan, ya estábamos artos de dar vueltas y vueltas por la ciudad sin llegar a ninguna parte, cuando se detuvo en la entrada de un callejón sin salida. Miro a ambos lados y se adentro en el. Miramos desde la esquina para que no nos descubriera. Estaba muy oscuro, pero podía ver todo lo que pasaba. Se había detenido en la puerta trasera de algún local donde había una persona con pinta de guardaespaldas. Estaban hablando sobre algo que no logre comprender.

-          No veo nada.- se quejo Nina.
-          Ni nosotros.- dijeron los chicos.
-          Yo si.- los tres me miraron sorprendidos.
-          ¿De verdad?- pregunto Nina sin creerselo. Asentí. Su expresión cambio a impaciencia.- ¿Y que esta pasando?- grito.
-          Shhhh.- dijimos los tres a la vez. Me parecio ver que el guardaespaldas y el se giraban unos segundos y luego continuaban su conversación. Menos mal.- Esta hablando con una persona, parece un guardaespaldas, están delante de una puerta… me parece que es la puerta trasera de algún local.
-          Voy a ver.- dijo Dan mientras corría a la calle de detrás. En un minuto regreso.- Es una discoteca gótica.
-          No me sorprende.- dijo Nina.

Dan volvió a nuestro lado. Agudice el oído para intentar escuchar algo de la conversación.

-          Cuando llegues allí recibirás adiestramiento.- dijo el guardaespaldas. Él asintió.- No olvides cual es tu misión. Cuando llegue ella ya sabes que tienes que hacer.
-          No hay ningún problema. Todo va a salir bien.- dijo él.

Aquellas palabras me desconcertaron mucho. ¿A dónde iba? ¿Qué pasaba cuando llegaba ella? No se por que todo me resulto cercano a la vez extraño. Necesitaba respuestas. ¿Pero como conseguirlas?

El guardaespaldas abrió la puerta y él entro. El guardaespaldas cerró la puerta y desapareció en vuelto en una sombra. O eso me pareció ver a mí.

-          Ha entrado.- dije mientras ellos cuchicheaban algunas hipótesis de por que estaba allí.
-          Tenemos que entrar.- dijo Nina.
-          No podemos entrar así.- dijo Derek.
-          Y tampoco podemos entrar todos.- dijo Dan.

Adoptamos posturas de pensadores mientras que a la vez los cuatro decíamos “mmmmmm….”. Nina dio una vuelta sobre si misma y paro en seco dándonos la espalda. Levanto el brazo derecho y señalo a la acera de enfrente.

Los tres miramos en la dirección de su brazo. En la acera de enfrente había una tienda de ropa gótica. Perfecto.

-          ¿Quién va a ir?- pregunte. Los tres se giraron hacía mi sonriendo. << Oh, oh>> pensé.

Después de escoger un traje que me sentara bien y maquillarme de la manera adecuada mis amigos me empujaron a las puertas de la discoteca. << Estúpida, estúpida, estúpida>> me repetí susurrando mientras llegaba a la entrada.

Cuando llegue a las puertas de la discoteca a penas había cola. Solo un grupo de chicos que pasaron sin problemas. Llego mi turno. El guardaespaldas me miro como si fuera una hormiga.

-          ¿Vienes tu sola, pequeña?- me preguntó. Parecía preocupado.
-          Si, ¿algún problema?- me sorprendió la frialdad con la que dije esas palabras.
-          De acuerdo.- dijo mientras abría la puerta.

Eche un último vistazo a mis espaldas. Mis amigos me sonreían y me enseñaban su dedo pulgar en gesto de aprobación. Suspire y entre.

El lugar estaba decorado con cosas negras y grises. Lo único de color allí dentro era un cuadro situado al lado de un pequeño escenario donde estaban preparados los instrumentos para un concierto.

En el cuadro salía el demonio con sus típicos cuernos y el tridente, en vuelto en una sombra. Su sonrisa era maléfica y de ella asomaban dos afilados colmillos.

Me asuste y di un paso hacía atrás chocando con alguien. Me gire para pedir perdón. Allí estaba él, sonriendo. Mi búsqueda había acabado. Para mi sorpresa el empezó la conversación.

-          Isabelle, Isabelle, Isabelle.- repitió mientras negaba con la cabeza.- ¿No te han enseñado tus padres que esta mal ir por hay espiando a la gente?

Me quede helada. Sabía que se había dado cuenta de que lo seguíamos pero no sabía que también se había dado cuenta de que yo estaba escuchando su conversación.

Me miro con expresión divertida y se rió. Me miro de arriba abajo y volvió a reírse.

-          Pero mira que pintas llevas.- dijo entre risas.
-          Tú también vas así.- dije en mi defensa.
-          Si, pero este no es tu estilo.- dijo sin perder la sonrisa.

Lo mire enfadada. Él se puso serio.

-          Bueno, se acabaron los cachondeos. ¿Qué has escuchado?- pregunto furioso.
-          Nada.- dije asustada.
-          No mientas, sabes perfectamente que te ví. Tu y tus amiguitos estabais escuchando, bueno solo tu, ellos ni siquiera podían verme en la oscuridad.- dijo sin cambiar su expresión.

<< ¿Cómo sabes eso?>> quise preguntar, pero las palabras no salían de mi boca. Eso parecía divertirlo.
-          Desde el primer momento que te ví en aquella sala de castigo lo supe todo.- continuo. Lo mire sin comprender nada de lo que decía.- Bueno, ¿Qué es lo que has venido a hacer aquí?
-          Buscar respuestas.- dije sin pensar. 


 ***************************************************************************************
Espero que os haya gustado este cap ^^


6 comentarios:

Dark or light dijo...

WAW Me encanta este tio!!!!!!!!!! A demas gótico **babasbabasbabas** COmo se llama ?? Necesito el nooomreeeee xDD Me necanta, pero este tio sabe demasiado. Etsa intrigante, escribe pronto ^^

A.J dijo...

Me encantaaaaaaaaaa Sabía que era el, wuajajajaja, que lista soy ^^

♪Fuyu/Neko-pinpán♪ dijo...

super,como siempre.Yo tambien quiero saber quien es el gotico >.< me intriga muchisimo

Andrea y Guille dijo...

aiiii k ganas de saber como continua y quién es ese chico!! sigue asi^^

Juny dijo...

Super guay!!! (para variar eh?) Aiish.... el gótico me tiene intrigada

MartaHZ dijo...

dios kiero saber ya kien es ese chico!!!

Publicar un comentario