sábado, 1 de octubre de 2011

Capitulo 7, 1ª parte. Aviso.


Los días fueron trascurriendo lentamente. Cada día era mejor que el anterior hasta que llego la gran noticia. Solo quedaba un internado al que podía ir. Tenía la esperanza de que me rechazaran como habían echo todos, pero la noticia que mi madre me dio no era la que yo esperaba.

-          Bel.- me llamo mi madre cuando pasaba por la cocina.- Los del internado ya me han dado su respuesta.- estaba muy seria, lo que me hizo pensar que no me habían aceptado.- Te han cogido.
-          ¿Qué?- grite sin creérmelo. Ella asintió.
-          A mi también me sorprendió, pero al parecer estaban muy interesados en que estuvieras allí. Cuando terminen las vacaciones te iras allí.- y se fue antes de que pudiera protestar o hablar.

Cuando terminen las vacaciones te iras allí… Esas palabras resonaban una y otra vez en mi cabeza. Cuando creía que estaba aceptando mi marcha al internado me doy cuenta de que no es así. No quiero ir. Por primera vez mi vida comienza a ir mejor y no quiero desperdiciar esta oportunidad.

Pero quejarme no me va a servir de nada. Intentare disfrutar de los días de libertad que me quedan e intentare que la estancia en aquel lugar se me haga más amena.


Mire tristemente el paisaje, árboles, árboles y más árboles. Rodeamos la montaña que separaba el pueblo de la ciudad. El agua del lago de la montaña hoy estaba muy oscura. Muchas veces había ido allí de picnic con mis padres y el agua era cristalina. Era precioso. Pero ahora bajo el cielo encapotado y con mi estado de ánimo no podía ver nada bonito en aquel viaje. 

Llegamos a la estación de trenes de la ciudad. Ya solo quedaba un viaje de una hora en tren y llegaría al lugar más indeseable de la Tierra en estos momentos.

James me ayudo a llevar las maletas. Aunque me iba a quedar mucho tiempo no tenía demasiado equipaje, dos maletas pequeñas y un bolso grande. Ande lentamente al lado de mi madre arrastrando los pies y mirando el suelo. Mi madre me toco el hombro y levante la mirada. Ella sonreía, intente sonreír, ¿pero como iba a conseguir que se lo tragara de verdad?

Una mujer de unos 40 y pico años con el pelo recogido en un moño. Tenía el rostro marcado por la edad y en su moño asomaban algunas canas.  Sostenía un cartel con mi nombre. “Isabelle Monteith” se podía leer escrito con una caligrafía perfecta. Nos acercamos lentamente hacía ella. Nos sonrío y me saludo.

-          Tú debes de ser Isabelle, ¿verdad?- me dijo con una voz calida.- Yo soy la señora Greenwood, te guiare por el internado e intentare que tú estancia sea lo mas amena posible.- dijo sonriendo.
-          Encantada, soy la señora Turner.- dijo mi madre sonriendo.
-          Encantada- dijo la señora Greenwood mirando por primera vez a mis padres.- Estoy segura de que su hija tendrá una buena estancia, no saldrán defraudados.- Mi madre sonrío y asintió. Sin embargo James se limito a mirarme fijamente y después a la señora Greenwood relajando un poco su expresión.

Abrace a mi madre muy fuerte antes de irme. Me dio dos besos y se limpio las lágrimas. James se acerco a mí y me dio un abrazo rápido. Lo mire sorprendida, asintió y sonreí.

Seguí a la señora Greenwood tirando de las maletas. Eche una última mirada atrás. James abrazo a mi madre que ahora lloraba a mares. Me sentí triste por tener que dejarla.  Subí al tren y escuche un ruido a mi espalda. Tres respiraciones entrecortadas. Me gire. ¡Habían venido a despedirse! Deje las maletas en la puerta junto a mi guía y corrí a abrazarlos. Nina lloraba y me pedía que me quedase. Dan y Derek me abrazaron  muy, muy fuerte y me desearon suerte. Le di las gracias.

Una sirena sonó. El tren estaba a punto de salir. Me separe de ellos amargamente y volví con la señora Greenwood. Corrí como pude con las maletas hasta nuestro camarote. Mire por la ventana y me despedí de ellos con la mano mientras lloraba. El tren se puso en marcha. Saque el brazo por el pequeño hueco que se podía abrir la ventana. Me despedí hasta que mis seres queridos se convirtieron en una mancha borrosa.

Me senté y llore hasta que me quede sin lágrimas. Mientras tanto la señora Greenwood me abrazo y me consoló hasta que deje de llorar. Era una señora muy amable y cariñosa. Espero que no sea lo único bueno del internado.

-          ¿Estas mejor, cielo?- me pregunto con su dulce voz. Asentí levemente.- Ven vamos a guardar tus maletas.- dijo señalando al equipaje que esta en medio del camarote.

Me levante sin ganas y coloque las maletas. Estudie con atención nuestro camarote. Era pequeño, con dos sofás marrones con aspecto de ser antiguos pegados a la ventada. Un pequeño mueble del mismo color que los sofás al lado de la puerta con un espejo encima. No había mucho mas que decir de aquel espantoso camarote, el papel de las paredes se estaba despegando, supongo que eso era bueno, así pondrían algo mas moderno y la descolorida alfombra verde tenia algunas manchas que debían estar allí desde hacía mucho tiempo.

La señora Greenwood se sentó en uno de los sofás y me invito a sentarme en que se encontraba enfrente de ella. Me senté sin decir nada y mire por la ventana para distraerme. Aun así sentía la mirada de aquella señora sobre mí. Me gire lentamente y me encontré con sus ojos, tan verdes y alegres que parecía que en ellos no había pasado el tiempo.

-          Tranquila, cielo.- susurrando.- El internado, no es tan malo como piensas, te gustara.- hice una mueca de desaprobación.- No seas así, Bel. ¿Te puedo llamar Bel?- asentí un poco mas alegre. Ningún adulto a excepción de mi familia me llamaba así. Me hizo sentir mejor, como si estuviera de nuevo en casa. Ella sonrío ante mi pequeño cambio.- Allí encontraras mucha gente como tú. Harás amigos en seguida.

Amigos. Esa era una de las razones por las que hacía este viaje. Ella me aseguraba que conseguiría hacer amigos en seguida, pero yo no estaba tan segura. Por otro lado según lo que contaba, allí había gente como yo y no se por que me pareció que eso tenia algún doble sentido que no conseguía descifrar. Intente no ponerme paranoica y dejarlo pasar. Mire de nuevo el paisaje. Me sorprendí. La pradera que esperaba encontrar había sido sustituida por un denso bosque. Me fije y vi algunos ojos felinos que esperaban para saltar a su presa. Mire corriendo al suelo sin saber muy bien por que. Había algo allí que no quería ver, aunque no supiese que era.

________________________________________________________

Siento haber tardado tanto en publicar. No me venía la inspiración y hoy ¡zas! tengo inspiración :P Espero tener la segunda parte para mañana por que si no durante la semana no voy a poder escribirla.

Bueno ahora el aviso (que en realidad no es un aviso realmente, creo xD) Voy a cambiar la decoración del blog. Me he cansado de verlo tan soso. No tiene header y no tengo firma. El header lo hice este verano, antes de irme de vacaciones (si, si, y todavía no lo he puesto e.e) y el resto de las cosas en un momento las tengo (o eso espero) Así que espero que esta tarde lo tenga todo listo y pueda hacer el cambio ^^ Y espero que el cambio sera para bien y no para mal jeje. Eso es todo.

Adiós :)

9 comentarios:

A.J dijo...

Me encantaaaaaaaaa ^^ Jo, no me lo dejes asíii >.<

Andrea dijo...

esta muy interesante ^^. ya tengo ganas del siguiente

La nueva fan de LJDH, Neko(u) para las amigas dijo...

Un aire nuevo para el blog, seguro que le queda muy bien ^^ aunque este no está tan soso como crees, mujer.Y el capi es un poco triste (esta primera parte) la pobre Bel deja toda su vida... a lo mejor si la castigan en ese internado encuentra amigos XDD

MartaHZ dijo...

moooooooooola

Akiiro dijo...

Me gusta mucho, Julie! :D Quiero el siguiente!*_* Seguro que los sucesos en el internado prometen!^^

Sandra dijo...

O.O NO VALE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
no es justo :_( yo quiero saber que pasa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
:_( No me tortures asi!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Y buen.. a parte mi extraña bipolaridad a la hora de escribir comentarios.. :) Me ha encantado :)

Dark or light dijo...

Wiiiiiiiiiiiiiiii por fin Julie, pense que te habian abducido O.O
Esta muy interesante, creo que Bel, (teniendo en cuenta que con las pistas de harry potter y cazadores de sombras del principio) si que va a hacer algo que le guste ^^
I (L) Alec Lightwood ^^
Escribe prontooooo

Dark or light dijo...

Una cosa no me cuadras Julie
Si la madre de bel tiene veintitantos y bel 16 lañaste de bel tuvo a bel s los 13 O.O

Julie dijo...

Si, estuve haciendo las cuentas con AJ y me di cuanta. Asi que lo utilizare para una cosita, ya vereis xD

Publicar un comentario