sábado, 15 de octubre de 2011

Capitulo 7, 2ª parte


El resto del camino estuvimos las dos en silencio. Pero no era un silencio incomodo. Era agradable, por que no había necesidad de hablar para romperlo. La señora Greenwood leía un gordo libro de tapa marrón. Intente varias veces descubrir cual era el titulo del libro pero mis intentos fueron en vano. De vez en cuando la mujer levantaba la vista de su libro y me dedicaba una sonrisa. Yo intentaba corresponder su amabilidad con una torpe sonrisa.

El tren redujo su velocidad lentamente y paro con un fuerte pitido que anunciaba la llegada a una parada. Mi acompañante se levanto y cogió mi equipaje.

-          El resto del camino lo haremos en coche.- dijo sonriendo y entregándome las maletas.

Bajamos del tren. Mire a mí alrededor. Habíamos salido del bosque aunque aun se veían algunos árboles esparcidos por la extensa pradera. Una pequeña carretera la dividía. Había un coche aparcado cerca de la parada. Era antiguo y pequeño, pero parecía que estaba muy bien cuidado. La pintura roja brillaba bajo el cielo despejado.

La señora Greenwood abrió el pequeño maletero del vehículo. Deje allí las maletas y me dirigí al asiento del copiloto. Cuando me senté me di cuenta de que aquí solo habíamos bajado nosotras. Mire confusa a mí alrededor.

El motor se puso en marcha con un leve rugido. Al principio el coche avanzo pesadamente pero luego su velocidad aumento. Mire la pradera tranquilamente. Baje la ventanilla. El aire era frío pero su tacto me gustaba. Cerré los ojos. Me sentía muy bien.

Ví una mancha al final de la carretera. Un edifico grande y oscuro. Me pareció bastante tétrico. Y era el lugar donde iba a pasar el siguiente semestre. Cuando vi la foto de aquel edificio me llamo la atención y ahora que lo veía de cerca estaba más intrigada.
La señora Greenwood aparco en lo que parecía el aparcamiento de los profesores. Pero allí no había ningún coche, salvo el que me había traído hasta aquí. Deje pasar el detalle.

La mujer me condujo por los jardines hasta la entrada principal. El recibidor era muy amplio y estaba muy iluminado. Había alfombras que parecían propias de los castillos por el suelo. Algunos sofás con unas mesitas donde algunos alumnos hablaban. Simplemente me encanto.

Mire todos los detalles no quería dejar ni un solo rincón de aquel maravilloso lugar sin descubrir.

-          Por aquí.- me indico la señora Greenwood que había esperado pacientemente a que acabara mi inspección.

La seguí por los pasillos y escaleras, que me parecieron interminables. Los pasillos eran estrechos y no tenían ventanas. La única luz que alumbraba el pasillo eran las antorchas colocadas en la parte superior de ambas paredes. El pequeño pasillo llevo a otro mas ancho. Una de sus paredes estaba llena de ventanales y al otro lado había un montón de puertas. Nos detuvimos frente a una de ellas. La 325. Esa iba a ser mi habitación durante los siguientes meses.

La señora Greenwood me entrego una llave. Abrí la puerta lentamente. La habitación no era muy grande pero lo suficiente para mi. Había una pequeña ventana con un escritorio debajo. A un lado una cama y al otro un armario empotrado y un pequeño cuarto de baño. En frente de la ventana había una estantería. Las paredes blancas me deprimieron pero ya tendría tiempo de empapelarlas. Me acerque a la ventana. Desde allí  pude ver que nos encontrábamos en una de las torres.

-          Esta es el área de las chicas.- me informo la señora Greenwood.- Allí esta el área de los chicos.- añadió señalando la torre de enfrente.- Aquí tienes tu horario. Las clases se dan en la planta baja. Las encontraras siguiendo el pasillo contrario del que vinimos. Es más amplio que los demás, sabrás cual es. Si tienes alguna duda mi despacho también esta por esa zona. Aquí tienes la llave de repuesto y creo que no necesitas saber nada más por ahora.- dijo. Lo dijo todo con una rapidez que me sorprendió. Intente que todo se me quedara en la cabeza.- Bueno, tengo que irme, adiós.- dijo girándose para marcharse.- ¡Ah, casi se me olvida, el director quiere hablar contigo. Ve a su despacho, allí lo encontraras.- asentí levemente. La señora Greenwood se fue de allí.

Me senté en la cama y suspire. Mire el horario. Hoy ya no podría ir a clase pero mañana sería mi primer día. Leí con atención todas mis asignaturas. Lengua y literatura, matemáticas, biología, física y química, historia y francés. Hasta hay todo normal. Pero luego había otras clases. Clase de hechizos, clase de pociones, clase de vuelo, historia de la magia… ¿Qué era esto?

Mi cerebro proceso lentamente esta información. Pero aquello no tenía ningún sentido. Le di mil vueltas y nada. Hasta que la idea más sencilla paso por mi cabeza. Una broma. Claro, tenía que ser eso. En mi antiguo instituto también se le hacían bromas a los novatos.

Solucionado este pequeño percance me acorde de que debía ir al despacho del director. Salí de mi cuarto y cerré con llave. Mire a la derecha y a la izquierda. No había nadie. Di un paso y me quede horrorizada. Se me había olvidado como llegar a los despachos.

<< Vale, vale, tranquilidad Bel. >> Me dije a mi misma. << Sabes como se llega a la entrada, ¿verdad? Allí hay gente, le puedes preguntar>> Me dije otra vez. Suspire aliviada. Ande sobre mis pasos hasta llegar por fin a la entrada. Allí apenas quedaba gente.

Un grupo de unas 4 personas hablaban y reían. No quería ser yo la que interrumpiera su diversión. Mire al resto de personas. Había una chica de cabellera larga y marrón con unos ojos verdes y expresivos leyendo. Tal vez ella me dijera donde encontrar el despacho del director.

Ande despacio hasta ella. Cuando estuve a su lado los ojos se me abrieron como platos. Lo que tenía en la cabeza eran unas orejas. Unas orejas peludas y marrones como las de un lobo. Esto sin duda era otra broma.  

*********************************************************************************

Espero que os haya gustado ^^  Con la llegada al internado ya empezareis a salir. (A los que no me mandaron nada, aun estáis a tiempo si queréis salir) Siento haber tardado tanto en publicar :S No me llegaba la inspiración u.u

Y otra cosa mariposa. Hoy estreno firma *-* Si, por fin después de tanto tiempo tengo una firma. ^^ Me gusta mucho como me a quedado :P


6 comentarios:

A.J dijo...

Me encantaaaaaaaaaaa ^^ Uuuaaah, quiero saber que paaasaaa >.< Me gusta mucho la decoración y tu firma ^^

Andrea dijo...

dios enserio cuando empiezo a leer tu historia me engancho por completo!! (i eso es raro porque hay muchos blogs que la historia no me llama la atencion porque se me hace pesada. me encanta enserio cada vez esta más emocionante

Julie dijo...

Waaa, me alegro que te guste ^^

Sandra dijo...

*¬*
Genial!!!!
Esta genial!!!!
^^
Una broma... No sabe lo que la espera...
^^

La nueva fan de LJDH, Neko dijo...

O.O' se me había olvidado que ¿ibamos? a salir (O.o''') y el cap muy bien, te expresas con claridad, da gusto leer lo que escribes ^^

Dark or light dijo...

me gusta, me recuerda mucho a harry potter y I (L) harry potter ^^ esta muy interesante, escribe pronto

Publicar un comentario