domingo, 30 de octubre de 2011

Capitulo 8, 2ª parte


Corrí por todos los pasillos de aquel extenso lugar. Pero no encontré nada. Decidí salir al jardín. Corrí por la extensa llanura hasta que me adentre sin darme cuenta en el bosque que había al lado del internado. Mire alrededor preocupada. Era como en mis pesadillas. Corrí lo más rápido que pude intentando huir de aquel lugar.

Mire atrás unos segundos y lo siguiente que vi fue el suelo. Había tropezado con algo o alguien. La persona con la que había tropezado estaba tumbada en el suelo mirando el cielo. Ni siquiera pareció importarle que yo tropezará con él. Me levante rápidamente y me acerque a él preocupada.

Era un chico de mi edad con el pelo castaño y la piel bastante pálida. Me pareció muy guapo, hasta que lo mire a los ojos. Me caí de bruces al ver que sus ojos eran rojos como la sangre. Me miro con indiferencia.

-          Lo… lo siento.- dije tartamudeando.- No miraba por donde iba. Siento a ver tropezado contigo.- dije intentando disculparme.

Se levanto un poco y se quedo sentado con las piernas cruzadas delante de mí. Me estudio a fondo con la mirada y después de unos segundos me sonrió mostrando unos colmillos puntiagudos. Solté un grito ahogado y me lleve una mano a la boca.

-          No te preocupes, ni lo he notado. Soy Drake Vlinker, tu eres Isabelle Monteith.- dijo sin perder las sonrisa.- He escuchado muchas cosas de ti, tranquila son todas buenas. 
-          ¿Qué has odio?- pregunte con curiosidad.
-          Cosas…- dijo con una sonrisa picara.  

Se levanto con gran agilidad y me tendió la mano para ayudarme. Agarre su mano agradecida. Seguro que con mi torpeza y con lo nerviosa que estaba en estos momentos tropezaba nada mas levantarme.

Era un chico muy guapo y también un caballero. Nunca pensé que encontraría un chico así. Pero, ¿se podía decir que era un chico? Esos ojos, esos colmillos. No, no era un chico normal y corriente. Me daba miedo pensar que era en realidad. La realidad de este internado me asusta.

Recordé la razón por la que estaba en aquel bosque. Ani. Tenía que disculparme con ella como fuera. ¿Sabría Drake donde estaba ella? Por intentarlo no perdía nada.

-          Esto… Drake… ¿Conoces a Anna, Anna Wolfe?- dije temerosa.
-          ¿Ani?- claro. Olfateo el aire.- Esta cerca de aquí, ¿por qué?-

El rostro se me ilumino. Podría disculparme por fin.

-          ¿Me puedes llevar hasta ella?- pregunte feliz.
-          Claro, sígueme.- dijo con una sonrisa.

Lo seguí por el tenebroso bosque. Este era el bosque de mis pesadillas, pero con Drake a mi lado no tenía nada que temer. Salimos del bosque y andamos un par de pasos más.

-          ¿Es aquel árbol enorme de allí? Esta sentada justo al lado.- dijo señalando un gran árbol.
-          Gracias.- respondí.

Me dedico una sonrisa y se esfumo de allí. Literalmente. Pestañee y ya no estaba. Cada vez era más evidente la realidad. Aun así me empeñe en no aceptarla.

Avance hasta el árbol. Justo como Drake me había dicho, Ani estaba sentada apoyada en él, abrazándose las piernas. Aquella escena me partió el corazón. Me acerque hasta ella temerosa de lo que pudiera hacer. Me senté a su lado. Ella ni se inmuto. Intento ocultar sus lágrimas en vano y miro al lado contrario del que me encontraba.

-          Ani… lo siento, lo siento mucho, de verdad.- dije intentando no llorar yo también.- Pensé… pensé que me estaban tomando el pelo y lo pague contigo. Lo siento… por favor, perdóname.- no pude reprimir más mis lágrimas. Cuando Ani vio mis lágrimas caer se sorprendió mucho pero me dedico una gran sonrisa.
-          Tranquila, te perdono. No debí contártelo tan de repente. Pero yo soy así. Espero que podamos ser amigas.- dijo con una gran sonrisa.

La alegría que sentí en ese momento fue inmensa. No solo me había perdonado si no esperaba que fuésemos amigas.

-          Claro. Seremos las mejores amigas.- dije feliz.


Ani me enseño donde estaba su habitación. Por el camino me fue contando que no solía estar mucho por aquí ya que ella no podía estudiar aquí pero siempre merodeaba por el internado y por eso le dieron una habitación.

Luego me acompaño hasta mi habitación, que no estaba muy lejos de la suya, ya que todavía me perdía por los largos pasillos del internado. Se despidió de mí con un gran abrazo y una calida sonrisa. Mañana me recogería y me enseñaría todo el internado para que no perdiese.

Entre en mi cuarto y encendí la luz. Ya mismo anochecería y tendría que bajar al comedor a cenar, si conseguía no perderme. Encima de mi cama había una túnica negra con el escudo de la escuela bordado en el lado izquierdo  de esta. ¿Sería este el uniforme del internado? Al lado de la túnica había una nota.

Te la tienes que poner para las comidas. Espero que te guste.
                                                             
                                                      La señora Greenwood.”

Me tendría que poner esto para comer. No me gustaba mucho la idea pero si era una norma del internado tendría que cumplirla como todos. Deje la túnica sobre la silla y me tumbe en la cama mirando el techo.

Cerré los ojos un instante. No se cuanto tiempo dormí exactamente, para mi fue muy poco y creo que en realidad así fue. Un ruido en la puerta fue el culpable de que me despertara.

-          Bel, vamos, si quieres cenar algo será mejor que nos demos prisa.- dijo alguien al otro lado de la puerta. Era la voz de Ani. Seguramente había sabido que yo no seria capaz de llegar al comedor sola y había venido a buscarme. Esta chica era un cielo.
-          Voy.- respondí levantando a toda prisa de la cama y cogiendo la túnica. Me la puse rápidamente y abrí la puerta.

Ani no llevaba la túnica del internado puesta. No entendí por que hasta que recordé que ella no estudia aquí.   

-          Vamos.- dijo sonriendo.

La seguí feliz. No sabía que me encontraría en el comedor pero con Ani a mi lado todo iría bien.

**********************************************

Y aquí la segunda parte del capitulo. Espero que os guste. Pronto pondré la descripción de Anna y Drake. ^^


4 comentarios:

A.J dijo...

Me encantaaaaaaaaaaaaaaaa ^^ =D ¡Un vampiro! ¡Cómo Jude! xD

Andrea dijo...

esta genial!! me encantaa ^^

La nueva fan de LJDH, Neko-Pinpán toma lacasitos dijo...

Que bueno que Bel hay hecho otra gran amiga n.n tengo ganas de leer el siguiente ^w^

Niki dijo...

Hola ^^ acabo de descubrir tu blog y ya me he leíso todos los capítulos ;p me enanta la historia, ya me he hecho seguidora :3

Publicar un comentario